viernes, 10 de abril de 2015

22:37 majisimo ¦ te voy a escribir sobre lo que ha pasado hoy en el tenis
22:37 ?                 majisimo ¦ te voy a escribir sobre lo que ha pasado hoy en el tenis
22:38 ?                 majisimo ¦ empezaste con la idea de estar concentrado en la pelota
22:38 ?                 majisimo ¦ empezaste con la idea de estar concentrado en la pelota
22:38 ?                 majisimo ¦ estar concentrado en la respiración
22:38 ?                 majisimo ¦ estar concentrado en la respiración
22:38 ?                 majisimo ¦ y estar concentrado en la flexibilidad
22:38 ?                 majisimo ¦ y estar concentrado en la flexibilidad
22:38 ?                 majisimo ¦ fuiste haciendo tuyos esos pensamientos
22:38 ?                 majisimo ¦ fuiste haciendo tuyos esos pensamientos
22:39 ?                 majisimo ¦ desde la preferencia o el deseo
22:39 ?                 majisimo ¦ desde la preferencia o el deseo
22:39 ?                 majisimo ¦ y dejando la exigencia
22:39 ?                 majisimo ¦ y dejando la exigencia
22:39 ?                 majisimo ¦ en realidad el trabajo de hoy ha sido una puesta a punto de las preferencias en oposición a las exigencias
22:39 ?                 majisimo ¦ en realidad el trabajo de hoy ha sido una puesta a punto de las preferencias en oposición a las exigencias
22:40                estoy_fino ¦ el comentario de Juan Luis al final ha sido un corolario al trabajo de hoy: "te he visto muy fino"
22:40                estoy_fino ¦ el comentario de Juan Luis al final ha sido un corolario al trabajo de hoy: "te he visto muy fino"
22:42 :                muy_fino ¦ El empezó sacando y ganó su saque fácil
22:42 :                muy_fino ¦ El empezó sacando y ganó su saque fácil
22:42 :                muy_fino ¦ El juego de mi saque me costó más pero lo saqué
22:42 :                muy_fino ¦ El juego de mi saque me costó más pero lo saqué
22:43 :                muy_fino ¦ Al sacar él le rompí el saque desde esta idea: "pensamiento en atención a la bola, la respiración, y la posición"
22:43 :                muy_fino ¦ Al sacar él le rompí el saque desde esta idea: "pensamiento en atención a la bola, la respiración, y la posición"
22:44 :                muy_fino ¦ he utilizado la vibración de la voz en los primeros juegos respirando por la nariz
22:44 :                muy_fino ¦ he utilizado la vibración de la voz en los primeros juegos respirando por la nariz
22:44 :                muy_fino ¦ no me exigía demasiado el partido a nivel aeróbico
22:44 :                muy_fino ¦ no me exigía demasiado el partido a nivel aeróbico
22:45 :                muy_fino ¦ al sacar yo mi pensamiento fue: "tengo que ganar este juego? No. Me gustaría ganarlo pero no tengo porqué hacerlo porque no está escrito en ningún sitio"
22:45 :                muy_fino ¦ al sacar yo mi pensamiento fue: "tengo que ganar este juego? No. Me gustaría ganarlo pero no tengo porqué hacerlo porque no está escrito en ningún sitio"
22:46 :                muy_fino ¦ Perdí el juego en blanco
22:46 :                muy_fino ¦ Perdí el juego en blanco
22:46 :                muy_fino ¦ El siguiente le volví a romper el saque
22:46 :                muy_fino ¦ El siguiente le volví a romper el saque
22:46 :                muy_fino ¦ Volví a perder mi saque por 15-40
22:46 :                muy_fino ¦ Volví a perder mi saque por 15-40
22:47 :                muy_fino ¦ Le vuelvo a romper el saque
22:47 :                muy_fino ¦ Le vuelvo a romper el saque
22:50 :                muy_fino ¦ Entonces ocurre algo en el 4-3
22:50 :                muy_fino ¦ Entonces ocurre algo en el 4-3
22:51 :                muy_fino ¦ Hago un saque con 15-15 a la T muy bueno que me parece bueno y jl lo canta fuera
22:51 :                muy_fino ¦ Hago un saque con 15-15 a la T muy bueno que me parece bueno y jl lo canta fuera
22:51 :                muy_fino ¦ yo dudo y el me dice que repita porque me ve dudar
22:51 :                muy_fino ¦ yo dudo y el me dice que repita porque me ve dudar
22:51 :                muy_fino ¦ hablamos y concluimos repetirlo
22:51 :                muy_fino ¦ hablamos y concluimos repetirlo
22:52 :                muy_fino ¦ Entonces yo decido cambiar el saque a abierto pensando esto: "puedo hacerlo" "puedo hacer un ace en el lado opuesto"
22:52 :                muy_fino ¦ Entonces yo decido cambiar el saque a abierto pensando esto: "puedo hacerlo" "puedo hacer un ace en el lado opuesto"
22:52 :                muy_fino ¦ es decir, ME LO CREO
22:52 :                muy_fino ¦ es decir, ME LO CREO
22:52 :                muy_fino ¦ hago el ace
22:52 :                muy_fino ¦ hago el ace
22:52 :                muy_fino ¦ el siguiente punto lo gano
   muy_fino ¦ el siguiente punto lo gano
22:53 :                muy_fino ¦ aparece el orgullo
22:53 :                muy_fino ¦ aparece el orgullo
22:53 :                muy_fino ¦ un orgullo del lado bueno
22:53 :                muy_fino ¦ un orgullo del lado bueno
22:53 :                muy_fino ¦ con 40-15 DECIDO DESDE LA CREENCIA QUE PUEDO HACER UN ACE DE NUEVO COMO EL ANTERIOR
22:53 :                muy_fino ¦ con 40-15 DECIDO DESDE LA CREENCIA QUE PUEDO HACER UN ACE DE NUEVO COMO EL ANTERIOR
22:54 :                muy_fino ¦ Y LO HAGO!!1
22:54 :                muy_fino ¦ Y LO HAGO!!1
22:54 :                muy_fino ¦ con 5-3 y restando nos empiezan a presionar para irnos
22:54 :                muy_fino ¦ con 5-3 y restando nos empiezan a presionar para irnos
22:55 :                muy_fino ¦ mi pensamiento es: "que dure lo que dure, yo ya he hecho mi trabajo, estoy satisfecho"
22:55 :                muy_fino ¦ mi pensamiento es: "que dure lo que dure, yo ya he hecho mi trabajo, estoy satisfecho"
22:55 :                muy_fino ¦ desde ahi me pongo con una ventaja a mi favor
22:55 :                muy_fino ¦ desde ahi me pongo con una ventaja a mi favor
22:56 :                muy_fino ¦ y desde la parte izquierda a media pista DECIDO JUGARME UN REVÉS A DOS MANOS DESDE ESTE PENSAMIENTO: "voy a ganar este punto desde la posición"
22:56 :                muy_fino ¦ y desde la parte izquierda a media pista DECIDO JUGARME UN REVÉS A DOS MANOS DESDE ESTE PENSAMIENTO: "voy a ganar este punto desde la posición"
22:56 :                muy_fino ¦ HAGO UN REVÉS A DOS MANOS DE LIBRO
22:56 :                muy_fino ¦ HAGO UN REVÉS A DOS MANOS DE LIBRO
22:57 :                muy_fino ¦ GIRADO DE CADERAS, AGACHADO DE RODILLAS, SUELTO EL GOLPE HACIA DELANTE
22:57 :                muy_fino ¦ GIRADO DE CADERAS, AGACHADO DE RODILLAS, SUELTO EL GOLPE HACIA DELANTE
22:57 :                muy_fino ¦ EL GOLPE SALE SOLO
22:57 :                muy_fino ¦ EL GOLPE SALE SOLO
22:57 :                muy_fino ¦ SOLO
22:57 :                muy_fino ¦ SOLO
22:57 :                muy_fino ¦ ACOMPAÑADO
22:57 :                muy_fino ¦ ACOMPAÑADO
22:57 :                muy_fino ¦ ACOMPAÑADO
22:57 :                muy_fino ¦ ACOMPAÑADO
22:57 :                muy_fino ¦ ACOMPAÑADO POR MI
22:57 :                muy_fino ¦ ACOMPAÑADO POR MI
22:57 :                muy_fino ¦ SOLO EMPUJO
22:57 :                muy_fino ¦ SOLO EMPUJO
22:58 :                muy_fino ¦ SOLO ME DEJO LLEVAR
22:58 :                muy_fino ¦ SOLO ME DEJO LLEVAR
22:58 :                muy_fino ¦ SOY UNO CON LA PELOTA
22:58 :                muy_fino ¦ SOY UNO CON LA PELOTA
22:58 :                muy_fino ¦ LA PELOTA SALE DESPEDIDA EN DIAGONAL
22:58 :                muy_fino ¦ LA PELOTA SALE DESPEDIDA EN DIAGONAL
22:58 :                muy_fino ¦ PUNTO GANADOR DE REVÉS A DOS MANOS
22:58 :                muy_fino ¦ PUNTO GANADOR DE REVÉS A DOS MANOS
22:59 :                muy_fino ¦ DESDE EL CREER QUE PUEDO
22:59 :                muy_fino ¦ DESDE EL CREER QUE PUEDO
22:59 :                muy_fino ¦ DESDE LA CONFIANZA QUE SI SALDRÁ
22:59 :                muy_fino ¦ DESDE LA CONFIANZA QUE SI SALDRÁ
22:59 :                muy_fino ¦ Y ASI FUE
22:59 :                muy_fino ¦ Y ASI FUE
23:00 :                muy_fino ¦ MI PENSAMIENTO Y MI CUERPO FUERON UNO CON LA PELOTA
23:00 :                muy_fino ¦ MI PENSAMIENTO Y MI CUERPO FUERON UNO CON LA PELOTA
23:00 :                muy_fino ¦ FUI UNO
23:00 :                muy_fino ¦ FUI UNO
23:01 :                muy_fino ¦ CUERPO RAQUETA PELOTA PENSAMIENTO
23:01 :                muy_fino ¦ CUERPO RAQUETA PELOTA PENSAMIENTO

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Click

Desde hace unos 3-4 años juego con mis sobrinos madrileños de 7 y 10 años de vez en cuando. Unas veces me tomo el encuentro más en serio como una clase, otras veces el tenis se convierte en juegos como el "matapollos", consistente en que mis sobrinos se ponen al fondo de la pista y yo les intento dar con la bola desde la otra pista. Desde hace un par de años su "obsesión" era jugar un partido. Yo les insistía que sin entrenamiento no se podía jugar partidos, pero al final acababa cediendo a su deseo. Además, ¿en dónde está escrito que no se pueden jugar partidos sin entrenar? En ningún sitio, así que a jugar!. Los puntos de los partidos no duraban más de 2 o 3 golpes. Desde finales de este verano comenzó a verse un cambio en su juego. Un día, hace unas semanas, pensé en practicar lo que había leído en un libro del que he hablado aquí en una entrada, cuyo título es "El juego interior del tenis". En este libro, el escritor,  que ha sido entrenador en un club, se planteó un día la siguiente premisa: "Qué ocurriría sin en vez de enseñar a jugar al tenis al estilo clásico, dando infinidad de instrucciones técnicas para repetirlas una y otra vez hasta hacer el movimiento automático y minimizar los errores, buscamos otra manera de "asimilar" ese movimiento. Primero haríamos el golpe tal como nosotros creemos que es correcto. Luego nos fijamos en una persona que sabe jugar, en como se prepara para el golpe, como se mueve durante el golpe, y como acaba el mismo. Y posteriormente somos nosotros los que intentamos imitar ese golpe." Ese día había en la pista de al lado un chico dando una clase con su profesor. Se lo planteé a mis sobrinos, sabiendo que no me iban a decir que no, y nos pusimos a ello. Al principio no fue muy fructífero en cuanto al éxito del golpe, pero si lo era en cuanto a la colocación respecto a la bola. Al final algún que otro golpe salió. Si no recuerdo mal, por supuesto acabamos jugando al "matapollos". Pero les ví que habían mejorado mucho. 


Hace un par de fines de semana quedé con ellos para jugar. Les lancé la primera bola y esta me volvió varias veces seguidas. El swing de la raqueta era fluido en uno de ellos, mientras que el otro buscaba su mejor manera de ser fluído, y lo conseguía!. Yo me quedé asombrado. Era como si les estuviese enseñando a andar en bici y les soltase el sillín para que andaran ellos mismos. La pelota pasaba ocho veces por encima de la red. Diecisiete veces, nuevo record!. Veinticuatro, veces seguidas!. Hasta llegamos a veintisiete. Y hubíesemos podido posiblemente llegado a más, si no fuese porque yo empecé a fallar. Parecía que en su cerebro algo había hecho click. Y parece que en el mío también.
Nunca he jugado al tenis tal como estoy jugando ahora. Tengo la impresión de verme a mi mismo jugar desde fuera de mi, como si tuviese otro punto de vista fuera de la pista y pudiese observarme a lo lejos. Los golpes salen solos, casi sin pensarlos. Winners de derecha, aces, voleas, remates. Todo juego de ataque. No todo sale desde luego, pero los aciertos compensan a los errores. Incluso bajo presión van saliendo las cosas. Y es una gozada esa sensación de control bajo presión. Lo saboreo en el momento, pero sobretodo, después de dejar un tiempo de reposo.
Y todo comenzó en aquellos partidos de McEnroe por la televisión.




miércoles, 4 de julio de 2012

6-7 4-6 Placer y derrota

Llevo tiempo buscando el sentido en mi tenis. Esta búsqueda viene de un cambio en la filosofía de jugar. Me ha resultado un gran reto personal afrontar este cambio, algo que aparentemente no es más que un juego. El juego visto desde el punto de vista que no hay nada que perder. Pero esa idea cambia cuando el tenis pasa de un origen lúdico a uno competitivo, competitivo entrecomillado pues no hay que olvidarse que esta clase de tenis es para mortales.
Llevo tiempo sin escribir en este blog pues no encontraba una razón para ello. Eso mezclado con el pozo personal-emocional en el que caí hace tiempo hizo que no encontrara motivo para escribir.
En el tenis hay un punto de referencia, un punto focal, un punto de equilibrio desde el que el juego se desarrolla. Tu rival. Un rival que en mi caso tiene dos caras: amigo o desconocido.
Mi tenis hasta los 36 años era un tenis para jugar con amigos, con gente conocida, con juegos conocidos. Y la filosofía se basaba en la apetencia por jugar. Vamos a jugar. Jugamos con unas reglas establecidas con un entorno establecido y conocido. Mi conocimiento sobre ti te hace vulnerable si yo se tus debilidades. Las debilidades se aprenden experimentalmente.
Al introducirme en el mundo competitivo la filosofía inicial mía seguía siendo la misma, "jugar por jugar". Pero llegó a un punto de inflexión en el que esa filosofía perdió su valor. Y entró una nueva idea para mi completamente desconocida "jugar para ganar".
Esta nueva idea fue haciendo mella en mi forma de jugar. Lo que antes era un simple golpe ahora se convertía en un break que podía ser clave para ganar el partido. Lo que antes una doble falta no era nada, ahora se convertía en una guillotina que te cortaba las pelotas.
Y me perdí en esa nueva idea, en esos nuevos pensamientos. Y me perdí en otro tipo de pensamientos aún más destructivos. Lo que antes servía ahora no era útil. Entonces decidí cambiar mi tipo de juego. Me volví mucho agresivo. Las personas con la que jugaba eran muy conservadoras y sentía la necesidad de ser más agresivo. Pero al aumentar el riesgo aumenta el error. Luego mi juego se fue volviendo más errático, más aleatorio, más impredecible. Y eso me ha llevado a perder y perder y perder partidos contínuamente.
Perdí la esencia de mi juego, jugar por disfrutar, para encontrar la esencia del error, la frustración. Y esto me llevó a un gran bache mental.
Pero hoy es el día que he disfrutado de mis errores...y de mis aciertos. El resultado global es efímero. Lo que cuenta es la sensación, aquella sensación perdida años atrás.
Lo que cuenta es que alguien te está esperando después de un partido intrascendente.
Alguien a quien has perdido.
Alguien a quien tienes la esperanza de volver a ganar.
La pelota da en la cinta...
¿Cae de tu lado o del otro lado?
Se verá en el siguiente partido.



lunes, 31 de enero de 2011

Circustancias 3-6 5-7

Hay ciertos aspectos en un ranking de tenis que no tienen nada que ver con un partido de tenis. Aspectos que a uno se le escapan de las manos y no puede tener control sobre ellos. Por ejemplo, las pocas ganas de la gente para jugar un partido. Después de 3 años jugando en el ranking ya empiezas a verle el plumero a la gente. Sobre todo en invierno. Llega el frío y se van las ganas. Entonces el pre-partido se convierte en otro partido previo.

En el ranking se juegan rondas cada dos semanas. Cada jugador tiene un puesto. El puesto se defiende o se ataca. El jugador que defiende el puesto se queda en el si gana el partido. Si el que defiende el puesto pierde el partido el ganador le coje el puesto. En cada partido se puede subir o bajar 1, 3, 5, 7 , 9 y 11 puestos, según se gane o se pierda. Por tanto las rondas donde se pueden subir 5, 7, 9 u 11 puestos son las más decisivas para poder subir o bajar en el ranking. En estas rondas es donde el jugador que defiende el puesto suele demostrar cierto "escaqueo" para jugar, ya que si no se juega el partido se suele llevar el gato al agua el jugador que defiende el puesto y se queda en su puesto.

Se tienen 2 semanas para jugar el partido. El jugador que ataca el puesto está obligado a ponerse en contacto con el que defiende el puesto, teniendo de plazo hasta el primer sábado para llamar al oponente. Como yo soy el que ataco puesto le pongo un correo a mi rival para acordar el partido. No recibo respuesta. Al llamarle por teléfono dice que está muy liado que me llamará el lunes siguiente para ver si puede quedar el martes o miércoles. El lunes no llama, y al llamar yo me dice que no puede quedar para el martes o miércoles. Me pide dejarlo para el último día. Empieza el mal tiempo. Una de las maniobras de la gente es dejarlo para el último día, y esperar que el tiempo les libre de jugar el partido. Después de acordar la hora del partido, mi oponente dice que "Espera que no llueva". Para lo cual busco una pista cubierta para asegurarme que se pueda jugar el partido.

El día anterior al partido me levanto con un dolor lumbar en la espalda. Llevo esperando 2 semanas para jugar y el día antes aparece un dolor inesperado. Me cuesta andar y no digamos agacharme así que intento a base de estiramientos y calor estirar la zona. El día del partido siguen los problemas. Así que sigo con los estiramientos y el calor y a ver lo que pasa. Me voy al partido con el dolor en la espalda cual mochila en los riñones.

Al llegar a la pista, y tras un día radiante de sol en el que no se veía una nube me encuentro que la pista cubierta tiene charcos. Sí, charcos¡¡. Las pistas descubiertas están secas y la pista cubierta llena de charcos¡¡. Así que intento que me cambien la pista y como hay una libre me la dan.

El partido comienza. Empiezo suave para no forzar la espalda. Mi rival tiene un buen primer saque, una derecha potente y el revés lo suele jugar cortado. Se mueve bien por la pista y se suele jugar el punto al segundo o tercer intercambio. El set es igualado, algo errático por las dos partes. Con 4-3 para mi rival cometo dos dobles faltas seguidas con mi saque que me llevan a perder el juego y posteriormente el set 3-6. Dos dobles y adiós al set.

Empiezo mal el segundo set tocado anímicamente y estando por debajo 2-1 y 30-15 llegan unas personas que dicen que tienen la pista. Yo les digo que nos la han cambiado y que la tenemos nosotros. Así que el partido consiste ahora en de quien es la pista. Les digo que nos han cambiado la pista porque la cubierta estaba llena de charcos, pero según el de la taquilla solo me cambió una hora. Osea que la segunda hora te vas a jugar con los charcos. Después de dar la turra, les digo que por lo menos sequen la pista, incluso me ofrezco a secarla yo si me dan unas toallas. Aparece una señora con una escoba unos minutos después y se pone a barrer los charcos.

Se reanuda el partido de la pista de los charcos barridos y con charcos de agua alrededor de la pista como el foso de un castillo. Fascinante, tenis medieval. Por supuesto, ni mi rival ni yo nos acordamos para nada de como iba el resultado del juego que estabamos jugando antes de ser devueltos a los charcos. Así que comenzamos de nuevo el juego. Todo acaba en un 1-4 para mi rival. En vista de lo cual me concentro al máximo en devolver bolas. La táctica resulta y remonto hasta un 5-5. Sacando cometo dos errores con sendos paralelos de derecha a media pista que me llevan a un 5-6 con saque para mi rival. Dos paralelos de derecha a la red y adiós al partido. Ni que decir tiene que el último juego ya estaban presionando los de la hora siguiente para entrar en la pista.

Comentario final de mi rival: "Qué poco me gusta jugar en invierno". Ya, machote, no hace falta que lo jures.

Lo mejor: La espalda aguantó.

Próximo partido: Iré con katiuskas.

domingo, 22 de agosto de 2010

El comienzo

El tiempo dicen que pone las cosas en su sitio. Hace un año sentí la necesidad de no escribir nada en este blog. Qué contradicción, ¿verdad?. Cuando se presentan esas necesidades hay que dejarse llevar, sin más. Un concepto que hay que saborear, que hay que disfrutar. Como una buena música de jazz. Como ésta que escucho ahora http://www.youtube.com/watch?v=z41ouA9Ja9U.

He escuchado preguntas del tipo: ¿Ya no escribes en el blog? O frases del tipo: Se te echa de menos en el blog. Cuando sientes ese tipo de preguntas te das cuenta de la fuerza que pueden tener tus palabras, y te preguntas de donde vienen realmente estas palabras. Una fuerza que sale del brazo a la raqueta y de ésta a la bola. ¿Cuantas de esas fuerzas se quedan en una red? Muchas. O pocas. Todo depende de como se mire.

Un año da para mucho. Hace un año sentí la necesidad de no escribir sobre mis partidos de tenis aqui, en Madrid. No escribir, ¿para qué?. Sólo para dejarme llevar, sin más. Cuando llevas tres cuartos de tu vida haciendo algo por gusto y placer, y te propones llevar ese gusto y placer a algo más competitivo, llega un momento en el que hay que parar. En el que tienes que sentir como lo que aprendes lo vas digiriendo. Tienes que sentir el calor del sol tumbado en la playa y sentir después como la lluvia te empapa. Tienes dos opciones, salir corriendo o dejar que las gotas de lluvia caigan sobre tu piel morena y caliente por el sol. Yo me quedé tumbado y dejé que el agua fluyera.

Cuando te dejas llevar de esa forma surjen cosas. De repente me sentí como un vino que tenía que envejecer apartado de este blog. Sentí que aparecían tesoros en mares que no conocía. Sentí que había tesoros que tenían que ser guardados con cariño, en silencio. Sentí la necesidad de disfrutar en silencio. De quedarme en esa isla y dejar que ocurriese lo que tuviese que ocurrir.

Mi idea de este blog no la había pensado realmente. De alguna manera quería plasmar que hay detrás de un simple partido de tenis entre dos aficionados. Desde el punto de vista de uno de ellos. En este caso el mío. Pensamientos. Emociones. Emociones condicionadas por pensamientos. Sensaciones. Todo un mundo misterioso detrás de una mirada humana. Condicionada por una pelota que viene hacia ti y que tienes que decidir en un instante donde la quieres mandar. Un juego entre dos personas, con sus reglas escritas y no escritas. Un comienzo y un final.

El misterio de un comienzo.

El misterio de un final.

Que suene el jazz¡¡ Jazzera.
http://www.youtube.com/watch?v=CXJBS1Up_kg

lunes, 28 de septiembre de 2009

La máxima

Después de casi 3 meses de parón vuelvo a jugar un partido del ranking. Una tarde magnífica de sábado invita a disfrutar. El partido empieza igualado e intenso. Con oportunidades de break para las dos partes. Con 4-3 para mi rival, un mala elección del momento para arriesgar me lleva a perder mi saque y con 6-3 pierdo el primer set.

Entonces me viene a la mente la frase: "Quien no arriesga no gana". Máxima que en el tenis tiene su riesgo aplicarla. Pierdo el segundo set por 6-1.

Los parones en el tenis afectan hasta extremos insospechados. Al ser un juego tan técnico, se pierde toque, se pierde agilidad, y sobretodo se pierde, ritmo.

Poco que decir. Un partido muy flojo. Para ir tomando contacto. Sin embargo, siento que hay mucho más tenis del que puede parecer por el resultado. No se, me da la impresión que voy a tener un salto cualitativo tarde o temprano. Algo en el interior me lo dice.

sábado, 12 de septiembre de 2009

The inner game of tennis (El juego interior del tenis)

¿Por dónde retomar el blog después un verano tan especial como el que he vivido este año? El qué está claro: La Luz. La Luz con mayúsculas. Sin embargo no es una luz cualquiera, no es sólo un cojunto ingente de fotones rebotando contra una superficie, no es sólo el calor que esto genera. Al igual que en el tenis, no es sólo una cantidad de golpes cordinados lo más posible para tener el dominio de la pelota. Hay mucho más. Hablo de la luz interior.

Hay dos hechos que me han ocurrido este verano que me dan pie para comentar un aspecto del tenis que es tan o más importante que la parte extrictamente técnica del juego. El juego mental. Y más allá de éste, las emociones.

Hace un par de años aproximandamente cayó en mis manos un libro llamado "El juego interior del tenis" (The inner game of tennis). Inicialmente me impactó el título. Resumía en una frase muchas vivencias personales que había tenido a lo largo de mi vida con este deporte. Desde el primer momento me cautivó el libro. Hablaba de tenis sin hablar de tenis. Era pura esencia de tenis. De esas cosas que te das cuenta a las primeras de cambio que son auténticas verdades irrefutables, pero que no te das cuenta por ti mismo, que hay alguien que te abre los ojos y lo ves súbitamente dentro de ti. Como una revelación. Es un libro realmente fantástico. El juego mental de cada jugador de tenis, su lucha interior. El tenis visto desde dentro de cada uno. Algo que pretende ser la "filosofía" de este blog. Una mirada hacia dentro, desde fuera.

En este libro se pone de manifiesto el partido con uno mismo. Tu yo, contra tu otro yo. Me dijo una vez una sicóloga que cada uno de nosotros tenemos tres yoes. El yo niño, el yo adulto y el yo padre. En el tenis, además del partido que juegas, hay un partido interior. En este partido se enfrentan el yo que juzga (el padre) con el yo adulto (el que ha aprendido a jugar al tenis). Este partido, generalmente y según mi experiencia, es el que determina el resultado del partido. El yo que juzga, siempre está encima de tus errores. Y el tenis, es un deporte por definición de errores. Cotrolar, manejar, conocer el yo que juzga, es lo que te hará un jugador diferente. Es lo que te hará entrar en una fase del juego que es conocida por cualquier jugador de tenis. Es el "estado de gracia". Todo te sale. Todo lo que intentas tiene éxito. Encuentras lo que buscas. Entras como en una especie de estado de trance. Eres consciente de que todo te sale, pero no sabes por qué. Este libro te muestra de donde vienen todos esos golpes de gracia.

Y esto es lo que me hizo pensar en el otro hecho que me ocurrió este verano. Escuchando una sesión de música electrónica en el festival de Creamfields. La música como instrumento para entrar en otro estado de consciencia. Otra manera de ver las cosas, de sentir. Algo muy dificil de alcanzar, pero que de vez en cuando, la vida de cada uno le brinda este momento. Momento para disfrutar. Para deleite de uno y de todo su entorno.

He puesto mi crónica personal del festival en facebook. Supongo que se podrá ver en http://www.facebook.com/posted.php?ref=sb#/note.php?note_id=145427906824&ref=mf
Miriam y Ángel eso no va por vosotros que se que lo habeis leído.

Que pocas veces se llega a saborear ese momento en el que todo te sale. Pero cuando llega...